Menú Cerrar

¿Cómo ser YouTuber? (Segunda Parte)

En ésta oportunidad vamos a cubrir algunas de las herramientas y materiales que pueden serle útil a cualquiera que quiera empezar su carrera hacia el mundo YouTuber.

Como decíamos en la primera parte, hace falta muy poco para comenzar a generar contenido en YouTube. Básica, y obviamente, es necesario crear un video y, en consecuencia, vamos a necesitar dos elementos obligatorios:

  1. Una idea.
  2. Una forma de transformar esa idea en un video.

Lo bueno es que la segunda -transformar la idea en video- puede ser tan simple o compleja como la idea exija, por lo que la idea, va a ser de especial importancia. A menor capacidad técnica o disponibilidad de equipos, más simple de realizar debe ser, lo cual no implica que será de menor calidad creativa, ni tendrá menos éxito.

En YouTube hay ejemplos de todo, abarcando videos de gran producción como otros mucho más simples y «caseros». Entonces, vamos a lo que a este artículo le compete; ¿que herramientas gratuitas y fáciles puedo utilizar?

Como dejamos claro anteriormente, cada idea va a requerir de ciertos recursos para convertirla en video, pero podemos identificar algunos que suelen ser comunes a gran cantidad de ellas:

Software de Edición de Video

La mayoría -si no todas- las ideas, requieren de edición, al menos para agregar una placa de títulos, logos, realizar algún corte o mezclar contenidos. Si la edición es lo tuyo, posiblemente no tengamos que recomendarte nada y utilices herramientas como Adobe Premiere o incluso After Effects.

Pero antes de que salgas corriendo abandonando tu idea de ser YouTuber, hay opciones mucho más sencilla y gratuitas que permitirán acciones básicas de edición como; recortar videos, combinarlos, agregar música e incluso incorporar algún filtro a los clips. Para realizar esas acciones, se puede utilizar perfectamente el editor de videos de YouTube (ver soporte oficial) que es gratuito para cualquier usuario con un canal de YouTube a través del «Creator Studio».

Entonces, aunque no sepas de edición ni cuentes con el software, YouTube te brinda una herramienta que te permite saltar esa barrera, siempre y cuando tu idea sea simple desde el punto de vista de la edición.

Videos de uso libre

Es muy común en YouTube encontrar videos que resultan de combinar clips propios con ajenos o, directamente, una mezcla o modificación de clips ajenos. Si necesitas utilizar videos de terceros en tu producción, hay dos opciones:

Utilizar los bancos de videos gratuitos (o de pago si quisieras) o utilizar cualquier video que cumpla con las normas de YouTube.

Para el primer caso hay gran cantidad de sitios. A modo de ejemplo; VidevoStock Footage for Free o Videezy, todos ellos con gran variedad de videos gratuitos. Por supuesto, una búsqueda en Google puede devolverte muchos otros sitios e, incluso, otros canales de YouTube o Vimeo que permiten usar sus contenidos.

Si, en cambio, te gustaría utilizar un video en particular que no sea parte de una galería de material libre, podés hacerlo siempre y cuando no violes las reglas que YouTube informa en el apartado de Copyright dentro de sus lineamientos de comunidad (ver el lineamiento – de hecho, es importante que leas esa información vayas o no a utilizar un video ajeno).

Efectos de sonido y música

Aquí vuelve YouTube al rescate con su librearía de sonidos y música gratuita. Este material se puede encontrar al ingresar en nuestro Creator Studio, bajo el menú Create > Audio Library.

Si nada de lo que está en aquella librería te convence, al igual que con los videos, podes utilizar Google para buscar bancos de sonidos y música con licencias que permitan su uso libre.

Equipos de filmación

Por último, ¿con qué filmamos? Primero, como decíamos al principio, no todas las ideas van a requerir de filmación. Supongamos que la tuya requiera de filmación, ¿entonces? Usemos la mejor cámara a nuestro alcance. Pero tengamos en mente que la mejor cámara a nuestro alcance puede ser nuestro celular o incluso alguna vieja cámara de fotos.

Desde ya que, a peor cámara, peor calidad de imagen. Pero eso nunca puede impedir que cuentes una gran historia o ejecutes una buena idea. Si lo que tenés para contar es interesante, si cuidaste cada detalle en la edición, en la música, el sonido; entonces la calidad de filmación no puede boicotear tu éxito. Bueno… salvo que tu video se llame «Paisajes en HD» y lo filmes con la cámara del gran -pero algo antiguo- Nokia 6131.

Esperamos que, si tenías la intención de comenzar un canal de YouTube, hayas -entre la primera y segunda parte- encontrado la inspiración y materiales necesarios para poner a trabajar tu creatividad y pasar de ser consumidor a creador de contenidos audiovisuales.

Si creaste tu canal de YouTube, comentanos debajo cual es y le echamos un ojo 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *